Blog sobre la actividad de seguros nacional e internacional

martes, 11 de octubre de 2016

Precisiones sobre los servicios de salud pre- pagados y la seguridad social


Resultado de imagen para medicina prepagada


En los últimos días hemos visto y escuchado distintos criterios sobre la atención médica de los pacientes afiliados al IESS, a las empresas de medicina pre pagada (MPP) y compañías de seguros especializadas en atención médica.  El objetivo que manifiesta el IESS es el de facturar todas  las atenciones médicas que reciban aquellos afiliados que tengan un contrato vigente con capacidad de indemnizar en materia de salud y asistencia médica,  en relación a los servicios médicos este pueda prestarle.

Este argumento, ha conmovido al sector, especialmente a un prestador mayoritario de estos servicios, argumeno que no es para nada nuevo, pues en el año 2010 se emitió una resolución mediante la cual, toda atención que se haga en el IESS a una persona que posea un contrato vigente de medicina pre pagada, o similar de salud en una compañía de seguros,  debería ser honrado hasta su límite por parte de la aseguradora privada en primer término.   Es decir que esta medida no tiene nada de nueva, y es sumamente clara.  (ver aqui)

El IESS parte de una premisa (que no termina siendo clara), donde  analiza las utilidades de las empresas de MPP en forma equivocada, incluyendo laboratorios, y servicios de imágenes entre otros en su apreciación,  no reparara a cambio en rubros importantes, como reservas para atender siniestros, y reservas a futuras operaciones en el caso de las compañías de seguros.  Mas y sin embargo, la intención de procurar mayores y mejores beneficios a los afiliados es buena.   Procura, por ejemplo, la aceptación de personas con enfermedades pre existentes, busca eliminar el rango de edad para someter a cobertura aun postulante, entre otros beneficios no menos importantes, y se estarían estudiando otros tantos complementarios.

Resultado de imagen para medicina prepagada




El afiliado al IESS está en el campo de la medicina social, donde el marco de ingresos, está dado por una ley que obliga  afiliar a todos los trabajadores del país, y sus servicios médicos se solventan con los aportes del afiliado y del patrono de este.  Consecuentemente, cuando un afiliado acude por un servicio al IESS, el ya pagó por tales servicios y en muchos casos lo ha hecho por años. 

En el caso de una empresa de MPP,  es el individuo quien elige tomarla en forma libre y voluntaria, seguramente motivado en obtener mejores y más rápidos servicios médicos, y en este caso, es el quien  elige a donde recibir dichos servicios, que técnicamente hablando están en Coaseguro con los del IESS desde el año 2010, es decir comparten el riesgo.

Resultado de imagen para medicina social y salud publica


También es necesario observar, que el incremento promedio universal de costos,  de año a año, según la zona geográfica de operación de la empresa de MPP, va de un 3% hasta un +- 12.33% en las peores de las situaciones.  La precisión se valida porque en el mercado ecuatoriano, se ha cancelado un segmento corporativo, (que es enorme en % de participación de mercado) de su principal  operador, y que pretendería  individualizar estos contratos corporativos a costos que superan con largueza las cifras referidas.   Como si fuera esto no fuera suficiente,  se anotan a una conducción directa del negocio, prescindiendo del sector de intermediación en la mayoría de los casos, todo esto basados en gran manera, en la base de datos de los intermediarios de seguros, que la usan en beneficio propio, y en el músculo de su operación.   Esta es una práctica que no es saludable para el mercado de seguros, y que deja mucho que desear de quienes la promueven, pues el asesoramiento profesional en la materia, ha sido fundamental para un mejor desarrollo de la industria aseguradora en forma incuestionable.  Prescindir de ellos que al inicio les confiaron sus clientes, es una acción desleal por decir lo menos.

En último término, es importante destacar, que aquella persona o trabajador que tiene un plan de medicina pre pagada, en más del 90% de los casos no acude por estos servicios al IESS,  acude al sistema de salud pre pagado,  por la razones que se expusieron arriba,  mal puede argumentarse entonces que el sector no podrá aguantar el cumulo de cargos que hará el IESS, cuando las estadísticas no les dan ni la razón, ni el argumento para crear semejante incertidumbre en  el mercado de servicios médicos provocando una paralización en el sector.

Ojalá el IESS y las EMPP se sienten y dialoguen técnicamente en un cuarto donde la política y los intereses injustos se queden a la entrada, pues el único perjudicado es el ciudadano en todo esto.   ED Hasta el próximo post.  

Crédito fotografías:  Google Images
Fuentes: Seguros Ecuador, IESS, Notas de prensa.