Blog sobre la actividad de seguros nacional e internacional

martes, 26 de julio de 2016

EL MINISTRO DE EDUCACION Y LOS SEGUROS, PRECISIONES INDISPENSABLES 



Las últimas declaraciones del señor Ministro de Educación en un canal de televisión, en las cuales,  argumentó y justificó,  las razones por las que no  aseguró las escuelas y colegios de ese portafolio, necesitan  un punto de orden  obligatorio por parte de quienes estamos en el sector asegurador del país y  ajenos al quehacer político.

Estimo que ninguna controversia ocurriría, si el Ministro de Educación hubiese expresado, que se le pasó por alto asegurar sus establecimientos educativos, en medio de todas las razones que rodean el quehacer de esa cartera, que todos los ecuatorianos entendemos es harto difícil como complicada.   Pero el Ministro prefirió invocar “cálculos científicos”, “que enriquecerían a las aseguradoras privadas”, y “que ahorraría millones de dólares al estado”.   El tiempo y las circunstancias se han encargado de decirle al Ministro Espinoza que fue más caro no asegurar,  que hacerlo.  Esto no admite ninguna discusión.


El Ministro Espinosa además de demostrar carecer de  cultura de seguros, ha hecho gala de un descuido mayúsculo de los activos del Ministerio.  Veamos por qué.  La no contratación de un seguro de riesgo catastrófico, en primer lugar no lo exime de contratar otras protecciones, estamos completamente claros que el Presidente de la Republica entrega un Ministerio con todos sus activos a una persona que se convierte en su  Secretario de Estado que tiene la obligación de cuidar aquello que le pertenece al ministerio.  A todas luces no ha sido así, pues debió consultar con los aseguradores del estado, Seguros Sucre S.A. y Rocafuerte Seguros S.A., compañías que vienen desde hace más de 9 años asegurando todos los activos del país, justamente para eso el señor Presidente de la Republica expidió la ordenanza correspondiente de que todos los activos del estado, se aseguren en las mencionadas compañías, tema que todas las instituciones lo cumplen. Si lo hubiera hecho se hubiera enterado que debía de establecer un fondo para catástrofes o riesgos contingentes, el mismo que se establece bajo cálculos de Pérdida Máxima Probable, en un caso, y se complementa con otro de Pérdida Máxima Posible, todo esto luego de efectuar un Inventario Geográfico Cuantitativo, el mismo que determinará las zonas de mayor concentración de riesgos  y por ende los límites que tendría el fondo.  En pero, el Ministro no ha revelado nada al respecto, lo cual deja en evidencia que esto no se hizo,  evidenciando la poca preocupación por proteger los activos del estado con un seguro, o en su defecto haber hecho una previsión de fondos contingentes.  En el primer caso no se iba a enriquecer a ninguna aseguradora privada, pues pagaría sus primas a una estatal, como sostuvo,  y en el segundo, los dólares hubieran estado disponibles en partidas establecidas en acuerdo con el Ministerio de Finanzas.   Lo único cierto es que las dos posibilidades están ausentes.

Dentro del Catálogo Universal de “activos estratégicos” de un país están sus  Puertos, Aeropuertos, Edificios de la administración pública, hospitales, clínicas, escuelas y colegios, plantas generadoras de Energía Eléctrica, Agua Potable, de Bombeo de Aguas Servidas, entre otras, que más por sentido común, que por cualquier otra causa o Ley,  deben asegurarse.  Las escuelas y colegios tienen mayor vulnerabilidad a los siguientes riesgos además de Terremoto,  esto es  Incendio, Erupción Volcánica, Daños por Lluvia e Inundaciones, Daños por Agua, pero en mayor grado en aquellos  riesgos a consecuencia de actos como Motines, Huelgas, Alborotos Populares, Daños Maliciosos y Actos de Terrorismo.  Estos riesgos no son de ocurrencia cada treinta años, al contrario, son riesgos latentes de ocurrencia fortuita, en cualquier establecimiento educativo en agregado de otros que omito nombrarlos por su extensión.  Aclarando si, que los terremotos no ocurren cada 30 años, su ocurrencia siempre es fortuita, los cálculos que se hacen son siempre de ciclos aproximados, y aquellos que estudian este fenómeno, lo pueden referir en cualquier momento.


¿Por qué las escuelas y colegios son estratégicos y para qué sirven?  No solamente son buenos para enseñar, también sirven como albergues, como sitios emergentes donde la población civil acude en casos de tragedias, incluyendo en aquellos que están relacionados con la medicina masiva en casos como los de vacunación, atención medica masiva rural y citadina y sobre todo la emergente en casos de brotes de epidemia.  En situaciones de Guerra, son adaptados como cuarteles temporales de tropa.
Es necesario además de los riesgos anotados, preguntarnos qué hubiera ocurrido si la tragedia del 16-04-16 hubiera ocurrido a las 10 de la mañana en un día normal de clases.  ¿Cuántas vidas de niños inocentes se hubieran perdido?  No lo sabemos con certeza, porque gracias a Dios, fue distinto, pero de haberse presentado en la forma referida, hoy tendría el Ministerio de Educación que responder civilmente por los daños ocasionados a consecuencia de la perdida de la vida de aquellos que hubieren fallecido.  Pero, si no posee cobertura para riesgos catastróficos, se debe entender que menos aún para una de Responsabilidad Civil de Predios y Operaciones de Planteles Educativos.

Finalmente, la industria del seguro posee todas las herramientas y procedimientos, para en caso de existir una gran dispersión de riesgos, contratar pólizas que sean especializadas, basadas en los cálculos de Perdidas Máximas Probables, a costos muy reducidos, esta herramienta está disponible en Seguros Sucre y Rocafuerte Seguros.  Se han escrito a la fecha un sinnúmero de artículos de opinión sobre este tema, lo cual me dispensa de hacer más observaciones que no sean aquellas que preciso aquí desde el punto de vista técnico, (no político) y con la indispensable  aclaración,  debido a que un acto tan trascendente,  como este, puede generar una Jurisprudencia equivocada  con otros activos del estado además de un concepto errado en la práctica de una profesión, que es noble, solidaria, sacrificada y sobre todo transparente en nuestro país, y que se ha concebido a nivel mundial justamente para cuidarnos de este tipo de eventos. Agrego una pregunta, si el Ministro no es Responsable por el aseguramiento de los planteles educativos, ¿Quién es el responsable de hacerlo y quien es el responsable que esto se cumpla?  Hasta el próximo post. ED


Crédito fotos: Google Images  
Cia. Suiza de Reaseguros