Blog sobre la actividad de seguros nacional e internacional

martes, 7 de febrero de 2012

Costa Concordia; la moraleja de este naufragio



Examinados todos los autos, procesos, seguros, etcétera del buque, se puede colegir que si bien estaba equipado con todos los instrumentos de ultima generación que le permitirían (en teoría) navegar en forma, absolutamente segura, con radio ayudas satelitales, radio faros digitales, sistemas GPS de navegación y ruta pre establecidas con su oficina matriz y la oficina de la Capitanía Italiana, el buque Costa Concordia zozobra frente a la isla de Giglio, fuera de ruta, en una situación que no ha admitido, hasta la fecha una explicación coherente para los aseguradores y armadores.   Además de lo dicho, el Costa Concordia contaba con la Clasificación mas alta de las Sociedades y Empresas destinadas a otorgar este tipo de calificaciones, pues tenia Cruz de Malta para Maquinarias, Cruz de Malta para Casco, y Cero observaciones en materia de instrumentación electrónica útil para navegación.  Sin embargo haber pasado todas las inspecciones de las sociedades clasificatorias, de los reaseguradores y aseguradores, no ha sido capaz de sacar buenas notas en el siniestro, al contrario, fueron las peores; la causa, la falta de capacitación y conocimiento de los tripulantes en materia de salvataje y guía a los pasajeros en casos catastróficos, que sin duda alguna fue el factor que brilló por su influencia negativa en la evaluación de los procedimientos. 


Esto indica, que  una clasificación nos garantiza un buen casco, una buena maquinaria e instrumentos confiables, pero ningún documento, y menos póliza, puede garantizar un conocimiento adecuado de procedimientos al momento de una catástrofe, pues se necesita personal entrenado por personas conocedoras del tema, que generalmente son caras, he ahí la gran falencia de Costa Cruceros. Hasta el próximo post. ...///...

Crédito fotografías: Google Images