Blog sobre la actividad de seguros nacional e internacional

martes, 24 de mayo de 2011

La cláusula de "Taller abierto", no funciona en forma tan autónoma como dice su texto, en la práctica, muchos reclamos mueren en la inconsistencia y negación, por falta de previsión del asegurado.  Aquí unos concejos con el propósito de evitar que su reclamo sea negado.


  1. El hecho que usted tenga una cláusula en este sentido, no lo faculta a ordenar la reparación de su vehículo, lo único que consciente la cobertura es que usted pueda elegir el taller.
  2. Si ya ingresó su carro al taller, por favor, y de manera enfática, no ordene ninguna reparación, es mas el auto no debe tocarse hasta la presencia del inspector de la aseguradora.
  3. Jamás piense que la aseguradora tiene la obligación de pagar otros daños que no sean los que exactamente se produjeron en el evento de la denuncia.  Es una práctica común que el asegurado pretenda que como no reclamó otros anteriores, (que generalmente no superan deducible), sean incluidos en un evento diferentes al que ocupa la reclamación puntual.   Su reclamo puede quedar invalidado por falsa declaración.
  4. El taller elegido por el asegurado, tiene la obligatoriedad de presentar a la aseguradora todas las cotizaciones, presupuestos y demás cargos, antes de dar la orden de reparación. Siempre.  En agregado, el asegurado no debe dar la orden de reparación a menos que tenga, preferentemente, una orden escrita de la aseguradora para proceder en este sentido.
  5. No retire su auto antes de que concluyan los trabajos de reparación y menos sin autorización de la compañía de seguros.
Siguiendo estos pequeños pero útiles sugerencias, el asegurado no tendrá molestias en el trámite de su reclamación la misma que la llevará a feliz termino, siempre y cuando, vaya a constatar el avance de las reparaciones periódicamente al taller. Finalmente, evite sorpresas, repase el presupuesto aprobado por la aseguradora, antes de que sea enviado al cobro a la aseguradora para que sea coincidente con la historia de la reparación.   Hasta el próximo post.



Crédito fotos: Club Honda Spirit Google Images
Copy rigth Gustavo Zevallos all rigth reserved.