Blog sobre la actividad de seguros nacional e internacional

jueves, 17 de marzo de 2011

"Sólo una planta presenta problemas serios o estructurales tras la catástrofe: las instalaciones en Gunma de Fuji Heavy, fabricante de Subaru. El resto ha reabierto o planea hacerlo pronto, ya lo hizo Bridgestone. Honda, Mazda y Daihatsu piensan hacerlo el domingo. Toyota espera reabrir siete plantas hoy y otras 21 seguirán detenidas hasta el martes."
La industria automotriz representa un 17% del PIB nipón, que en 2010 bordeó los US$ 6 billones. Pero además es clave en la industria a nivel global, pues sólo en 2010 los envíos de autos sumaron US$ 113.000 millones (57,2% más que en 2009), mientras que las partes de vehículos totalizaron US$ 38.000 millones (53,1% de alza respecto del año anterior).
Las pérdidas son grandes. Toyota las estima en 40 mil vehículos por día, unos US$ 72 millones diarios prevé Goldman Sachs. Honda dijo que dejaría de producir 16.600 unidades y Daihatsu calcula que serán 3.200 unidades menos al día.  (Fuente: La Tercera, por Miguel Bermeo).
Con estas cifras, las aseguradora Niponas que tienen su soporte en las reaseguradoras del mercado europeo e inglés, se aprestan a enfrentar el calculo de la mayor indemnización colusoria en el ramo de Lucro Cesante como consecuencia de la póliza de Daños a la Propiedad o Incendio. 
Un actuario y liquidador inglés anticipa perdidas de miles de millones de dolares, que solamente podrán ser definitivas después de 24 meses, ya que la paralización aun no concluye.   Hasta el próximo post.