Blog sobre la actividad de seguros nacional e internacional

viernes, 16 de octubre de 2009

Seguro de Transporte; cuidado con su Despachador de Aduanas.


Un importador, cuyo nombre no es necesario mencionar, me llamó  para formalizar una reclamación contra la aseguradora por una aplicación de transporte.  Detallo el siniestro; se robaron el cotenedor a la salida del puerto, el mismo que supuestamente venia asegurado en una aplicación de póliza flotante de transporte de importaciones.  El cliente avisa de la substracción del contenedor, tanto al broker como a la aseguradora, a niegan toda posibilidad de reclamación en virtud de las condiciones pactadas en la aplicación.

Del estudio de los documentos se desprenden las siguientes consecuencias, que las enumero a continuación para ilustrar a los lectores de posibles errores que en este caso se cometieron para no caer en ellos.

  1. El intermediario de seguros fue designado sin conocerlo, atendiendo la sugerencia del Despachador Aduanero.
  2. La elección de la compañía de seguros corrió igual suerte,
  3. La cobertura elegida fue de " unicamente a consecuencia de perdida total del medio transportador, con un deducible del 95% del valor asegurado,
  4. La Tasa (costo del seguro) fue de 0.35% del valor asegurado,
  5. El documento de pago de prima está girado por el intermediario al importador
  6. Demás documentos de norma tales como custodia, permisos aduaneros etc.

Siempre que se contrate una póliza de importaciones se debe lidiar con un agente de seguros profesional, con el cual el importador pueda acceder a tener una relación comercial, no se debe contratar a ciegas, este es el primer error que se encuentra.  El intermediario de seguros al final de la investigación es el mismo Despachador de Aduanas, quien tiene una compañía de papel para el efecto, desde donde tramita todas las aplicaciones de seguro necesarias para los clientes a quienes les hace el despacho de aduana, es decir que no hay ninguna relación con la aseguradora.   Las primas cobradas son pactadas por el despachador de manera que es entendible el sobreprecio tan escandaloso que tiene, tomando en consideración el deducible del 95% que deja la cobertura tendiendo a cero.

Con este antecedende el asegurado tiene cero posibilidades de reclamar, de manera que el ahorro que le ofreció el despachador quedó en un gran perjuicio de cerca de $126.000.00 que seguramente en todo el tiempo de actividad comercial no lo habia pagado. Además hay una gran zona gris que se desprende del pago de la prima al broker y no a la compañía de seguros, cuando todos sabemos que esto es prohibido expresamente en el contrato de agenciamiento.

Corolario; si va a contratar una póliza de transporte hágalo directamente con la aseguradora o con un profesional de la intermediación, jamás pague primas a un intermediario a menos que la aseguradora lo faculte para tal caso en forma específica, y finalmente un mensaje a quienes hacen las compañías de seguros, no consientan que los Despachadores hagan este tipo de actividad, la ley es clara, el intermediario de seguros no puede tener otra actividad que  no sea esa, intermediar y asesorar en seguros, si se siguen tramitando contratos para los Despachadores de Aduana por que manejan un buen número de aplicaciones, cosa que considero interesante en primas, exijan un corredor profesional no uno de papel para cobrar comisiones,  que no tiene oficina conocida como es la del caso que refiero.  También, manejando este caso me enteré de la existencia de aplicaciones de seguros clonadas o falsificadas de algunas aseguradoras a las que se les ha causado daños de imagen y molestias.  Actuemos previsivamente y con cautela en estos casos, siempre en materia de seguros diríjase con un profesional.  Hasta el próximo post.     ...///...



Copyrigth GZB 2009 All rigths reserved.