Blog sobre la actividad de seguros nacional e internacional

jueves, 24 de septiembre de 2009

Inseguridad; mal negocio para las aseguradoras.


La inseguridad en la que estamos sumidos todos, las comerciales, las de los ciudadanos, y hasta las políticas afectan el normal desarrollo de las actividades postrándolas en gastos necesarios para tener al menos "algo" de seguridad.   La actividad aseguradora no es ajena a esta situación.  Cualquier negocio que se quiera asegurar contra Robo y Asalto sufrirá de una manera o de otra el tener que pagar un poco mas por obtener su póliza, esto es si pasa la suscripción o calificación de su negocio.  Las aseguradoras tienen por obligación que determinar la posibilidad de ocurrencia de un evento como el citado.   Los datos del objeto del seguro tales como; dirección, riesgos aledaños, guardianía, por citar los mas importantes, son los que serán determinantes.


Negocios que efectúan traslados, envíos, movimientos de dinero, están con miedo.  El miedo es parte integrante de cada negocio, comercio, industria, ya nadie a sabiendas envía a transportar algo sin tomar en consideración el factor posibilidad de robo o asalto.  Cada vez es mas dificil para el comerciante común enviar los pedidos que le hacen en forma regular, debe buscar las formas mas idóneas e ingeniárselas para que lleguen a destino en buena forma.  Si no hay robo, puede haber hurto, saqueo, en fin, una larga lista de eventos relacionados con la seguridad. 



Las aseguradoras (todas) han incrementado sus precios y las reglas para aceptar este tipo de riesgos, pagando las consecuencias los consumidores.  Hoy en día los amigos de lo ajeno asaltan desde locales comerciales, camiones de transporte de todo tipo, hasta bancos.  Es decir nadie está a salvo de esta peste que es peor que la gripe A1H1.   Los consumidores finales, es decir, los ciudadanos o el pueblo es el que paga el precio de la inseguridad, que está reflejado, en rejas, puertas, alarmas, sistemas de recuperación satelitales, custodias armadas, sistemas de guardianía mas sofisticados, pero todo esto cuesta  y  en exceso de lo que  importan los seguros.  En definitiva, la inseguridad es un componente de la economía de este país pues cada vez tener un poco mas de seguridad es caro pero necesario para sobrevivir.   Hay negocios que cierran en la noche, ya nadie quiere exponerse, en ciertos barrios es imposible salir en las noches.  Urge que exista un plan que recupere urgentemente la tranquilidad de los ciudadanos.   Hasta el próximo post.






Créditos de fotos:  Google images;  diario La Crónica






Copyrigth GZB 2.009 All rigths reserved.